Resumen diario: 30 de julio de 2014

Concluye la XXV Campaña de Excavaciones en Cueva Negra del Estrecho del Río Quípar en La Encarnación (Caravaca de la Cruz, Murcia)

DSC_5503_5144La XXV campaña de excavaciones en Cueva Negra finalizó el pasado 22 de julio de 2014 con la satisfacción de ver cumplidos los objetivos que se habían marcado previamente. Se ha continuado la investigación de la evidencia de empleo del fuego por el H. heidelbergensis que fue detectada en la campaña de 2011 en una capa muy profunda de la acumulación de sedimentos del Pleistoceno Antiguo final. En las campañas de 2012, 2013 y 2014 ha sido ampliada la zona excavada de los restos de la combustión.

Esta evidencia de la presencia del fuego en la Cueva Negra es la más antigua encontrada en yacimientos paleolíticos europeos: se trata de restos de huesos calcinados de animales y de sílex muy alterado por la elevada temperatura que alcanzó entre 500º y 600º C.

En esta campaña hemos recuperado nuevos restos paleolíticos (lascas de sílex, caliza y cuarcita, así como piezas retocadas en estos mismos materiales) que reafirman las características del singular conjunto lítico, definido en campañas anteriores por la excepcional coexistencia en el sedimento del Pleistoceno de las siguientes formas diferentes de tallado:

1. Un hacha de mano achelense de talla bifacial sobre un canto de caliza.

2. La extracción de lascas extraídas por la técnica de la talla de nódulos, típica de la secuencia levaloisiense de reducción de núcleos de sílex.

3. Algunas piezas de sílex con filo tallado por retoque abrupto de tipo musteriense.

4. Elementos informes muy abundantes, tanto fragmentos como lascas y restos de talla.

IMG_4340También han sido recuperados restos de los animales que fueron la base de subsistencia de los cazadores y recolectores que habitaban la cueva hace casi un millón de años, desde mamíferos grandes, como rinocerontes, caballos, ciervos o megaloceros, hasta otros de menor tamaño, como macacos, ratas de agua, aves, tortugas, lagartijas, ranas, etcétera, que son indicios claros de la explotación de la biodiversidad por el Hombre fósil.

El equipo este año ha estado compuesto por voluntarios procedentes de Estados Unidos, Reino Unido y Hong Kong y España.

Webmail    
.