Archivo Mensual: junio 2016

Ignacio Martín, vocal de Mupantquat, sigue ampliando su producción científica

Ambrosio_JAR-1Ignacio Martín Lerma, profesor de Prehistoria de la Universidad de Murcia y vocal de Mupantquat ha publicado recientemente dos artículos muy interesantes.

En el primero, publicado en Journal of Anthropological Research (JAR) en diciembre de 2015 y titulado “The Solutrean Site of Ambrosio Cave (Almería, Spain): New Perspectives from Andalucia”, se nos presenta el yacimiento solutrense de la cueva de Ambrosio en Almería. Además, se realiza una descripción de las características geológicas del yacimiento, su cronología asía como la fauna y la industria lítica que allí aparecen. Finalmente, también se comenta la presencia de arte rupestre.

En el otro artículo, publicado en Quaternary International en octubre de 2015 y titulado “On the use of space at La Peña de Estebanvela (Ayllón, Segovia, Spain): An approach to economic and social behaviour in the Upper Magdalenian”, se realiza un análisis del uso del espacio por los humanos del magdaleniense en el yacimiento de la Peña de Estebanvela en Segovia.  Se intentan identificar lugares reservados dentro de la cueva para determinadas actividades relacionadas con la fabricación de herramientas y el procesado de la carne de caza.

La revista internacional “Antiquity” publica un artículo sobre Cueva Negra

Captura de pantalla 2016-06-03 a las 21.29.56La revista británica “Antiquity“, una de las de mayor circulación internacional en el ámbito de la arqueología, abre su último número con un artículo sobre la evidencia de un fuego intencionado en Cueva Negra del Estrecho del Río Quípar en La Encarnación de Caravaca de la Cruz, Murcia.

El control del fuego es una característica de desarrollo de la cognición humana y una tecnología esencial para la colonización de las latitudes más frías. En Europa, la evidencia más temprana la encontramos en Cueva Negra. Se han documentado sedimentos carbonizados, hueso calcinado y sílex alterado térmicamente en un depósito profundo, fechado en 0,8 millones de años de antigüedad Una combinación de análisis indica que estos habían sido calentados entre 400 y 600° C. Los  análisis del sedimento y la hidroxiapatita también sugieren la quema y  degradación del hueso. Los resultados proporcionan una nueva visión sobre el uso del fuego en el Paleolítico y su importancia para la evolución humana.

Webmail    
.