Tag Archives: Cueva del Arco

Concluye la tercera fase de excavaciones en la Cueva del Arco

Ubicada en el Cañón de Almadenes en Cieza (Murcia) las excavaciones arqueológicas en el yacimiento están dirigidas por Ignacio Martín, profesor de Prehistoria de la Universidad de Murcia y vocal de MUPANTQUAT y Didac Román de la Universidad de Valencia.

Los trabajos han sacado a la luz importantes materiales del Gravetiense, de hace unos 30.000 años, en el Paleolítico Superior, entre los que destaca el hallazgo de diversos elementos de adorno y una concentración de puntas de proyectil, muchas de ellas con indicios de haber sido usadas para la caza de animales, pero también del Musteriense (del Paleolítico Medio y asociado por tanto a los neandertales). La secuencia que tiene la cueva permitirá reconstruir el clima y medio ambiente desde hace 50.000 años hasta hace 10.000.

El equipo de la campaña de 2018 ha estado integrado por 15 personas, principalmente estudiantes y doctorandos de Arqueología de la Universidad de Murcia, pero también se ha contado con estudiantes de países como Brasil, Italia y Francia.

La Cueva del Arco en el Museo Arqueológico de Murcia

El Museo Arqueológico de Murcia (MAM), dependiente de la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, acoge el 29 de noviembre a las 20 horas, la conferencia ‘Novedades en la Prehistoria de Cieza: el Cañón de Almadenes y la Cueva del Arco‘, organizada dentro del ciclo ‘La pieza del mes’. La entrada a la sala es libre hasta completar el aforo.

La conferencia estará impartida por Joaquín Lomba Maurandi e Ignacio Martín Lerma, de la Universidad de Murcia, y Joaquín Salmerón Juan, del Museo de Siyasa (Cieza). Asimismo, se expondrá en la entrada del museo un conjunto de piezas inéditas que han sido seleccionadas entre las más importantes de la campaña, entre las que se encuentran utensilios de sílex, puntas de lanza y cerámicas.

En esta cueva de Cieza ya se habían descubierto pinturas rupestres paleolíticas datadas entre los 14.000 y los 17.000 años de antigüedad y, aunque se tenían indicios de su ocupación, ha sido durante estas recientes campañas cuando se ha podido constatar. Los trabajos de los últimos meses han estado centrados en dos cavidades: una inferior, en la que hay restos desde el neolítico (6.000 años) y otra superior, muy cerca de las pinturas rupestres, que permanecía sellada y que también está arrojando muchas sorpresas.

Las excavaciones se iniciaron tras el incendio declarado en 2015 en el entorno del Cañón de Almadenes, cuando los expertos acudieron para comprobar el estado de las pinturas. El trabajo realizado desde entonces se podrá ver asimismo en un documental, ya que los directores de las campañas grabaron todo el proceso.

Webmail    
.